viernes, 29 de junio de 2012

Reos a Mosca, Los Pura Sangre del Río

Durante un tiempo no preste especial interés en la pesca de los reos, para mi habían estado siempre eclipsados por los salmones, en qué estaría yo pensando..., el caso es que desde hace unos años les he dedicado algo más de tiempo y me he dado cuenta que su pesca a mosca seca, es una de las más impresionantes, espectaculares y de mayor adrenalina de todas las que he probado, teniendo en cuenta que en nuestros ríos se pescan con equipos muy ligeros, cada captura de este pez es toda una batalla campal. Si hay algo que caracteriza a los reos, es su astucia, su fuerza, su velocidad, sus espectaculares saltos, en ocasiones de más de medio metro de altura, y su tamaño que en los ríos asturianos alcanzan tallas de hasta más de 70 cm. Si a todo esto le sumamos que en la mayoría de los casos pescaremos con terminales muy finos, incluso de hasta el 0,10, el resultado es una auténtica bomba de relojería y sin duda todo un reto para el pescador con mosca, ya que tiene todos los alicientes para hacernos vivir jornadas inolvidables llenas de emoción y adrenalina.


Al sereno en una tabla de aguas muy lentas

Con estos peces hay que tener claro que no tenemos nada seguro hasta que están dentro de la sacadera, la paciencia en este caso sera nuestra mejor aliada, son imprevisibles y nunca sabes que van a hacer, muchas veces no eres capaz ni de predecir sus saltos, sus cambios de ritmo son algo brutal, tan pronto los estas peleando en corto como a veinte metros los cuales alcanzan en décimas de segundo sin una dirección fija, mediante potentes acelerones y continuos saltos, en definitiva harán todo lo posible para soltarse del anzuelo o partirnos el hilo. Personalmente me han hecho de todo, desde romperme el hilo entre mis piernas, salirse de la sacadera o hacerme girar como una peonza dentro el río para intentar seguirlos en sus carreras y saltos. Para mi lo tiene todo desde el principio al final de la pelea, primero la clavada, no apta para cardíacos, a la cual suele suceder una especie de explosión en el agua denotando la bravura de estos peces, a partir de ese momento cualquier cosa puede pasar, lo que es seguro es que vamos a disfrutar y a vivir momentos de máxima tensión y adrenalina.



Cuando pescamos reos podemos capturar este pez en más de una fase, los recién entrados que son reos plateados con escamas, que suelen ser estilizados y mucho más eléctricos en la pelea, poniéndonos en serios aprietos con su velocidad y fuerza bruta desde principio hasta el fin, estos peces no se entregan fácilmente, en ocasiones parece que no tienen límite, que nunca se van a cansar, además es increíble ver lo selectivos que son, a pesar de venir del mar y no tener casi contacto con los insectos y mucho menos con pescadores, líneas, hilos o moscas artificiales, sobre todo si practicamos su pesca en aguas lentas, que es algo que a mi me gusta especialmente. 


Reo recién entrado capturado al sereno

Los reos que llevan más tiempo en el río, son llamados coloquialmente en Asturias " Reos Roxus " que es como se conoce a estos peces más viejos o con mayor estancia en el agua dulce, estos reos son más parecidos, en el color a las truchas y han perdido la escama para ponerse más dorados y rojizos de ahí el termino Roxu ( rojo ), ademas con mas tiempo en el río conocen mejor el entorno y en sus peleas, además de su fuerza y velocidad, usarán todo tipo de argucias para romper el hilo o soltarse de la mosca utilizando todo lo que esté en su camino o buscando refugio en rocas, ramas, algas o cualquier otro obstáculo que encuentren en su camino.







Reo Roxu capturado a medio día
Ahora para mi la pesca de estos peces ha pasado a un primer plano y cada año estoy deseando que se abra la temporada, para subir a tentarlos con mosca seca, a los ríos Asturianos, donde todavía hoy, reos y salmones llegan cada año desde el mar, para obsequiarnos con su presencia y dar vida a unos cauces dormidos hasta entonces, que despiertan con la llegada de estos reyes de la naturaleza cada primavera.

J. Peña



2 comentarios:

  1. Como se lo pasan algunos :-)

    Me alegro!!!

    UN ABRAZO.

    ResponderEliminar
  2. Nos lo pasamos , Pedrin, nos lo pasamos ;)
    Otro para ti fenómeno!!

    ResponderEliminar